sábado, 21 de junio de 2008

A VER, A VER...A MOVER LA COLITA...

En Miami apresaron a un falso médico que prometía a las mujeres hacerles un tratamiento para el embellecimiento de gluteos.
El tipo se dedicaba a ponerle unas inyecciones rarísimas en las nalgas a las mujeres en una de las habitaciones del hotel Intercontinental del condado de Miami-Dade donde operaba.
Por 500 dólares, el falso médico decía que con una inyección le hacía crecer a las mujeres un voluminoso trasero sin necesidad de implantes ni cirugía.
Como algunas mujeres habían muerto en años anteriores por esa práctica de medicina ilegal, la policía de Miami le tendió “un gancho”.
Le mandaron a una agente encubierta para que le pusiera una inyección y cuando el tipo la tenía “cuadrada”
con la jeringuilla en la mano “atentándola” para clavarle la aguja, ahí mismo fue arrestado.
Eso es lo que se llama atrapar a un delincuente con “la mano en la masa”.
Por cierto, hay una criolla de la comuniación que según dicen viajó a hacerse “ese tratamiento” a Miami, dizque para parecerse a Jenifer López.
Porque en todas las vainas siempre aparece un dominicano, sin importar riesgos ni peligro.
Pero por lo visto a la chica la engañaron, porque sigue siendo familia de "Frank Sin-atrá”.
Y mejor que fuera así y no que terminara como el cuento aquel de la ranita, que perdió la cabeza por tratar de recuperar la colita.