martes, 24 de julio de 2012

Censuran guerra sucia contra Domingo y El Pachá


NO HAY RAZÓN PARA HACER DAÑO
Por Alexis Beltré
ALEXIS BELTRE
No hay razón para hacer daño, el programa "Con Domingo y Pachá" apenas empieza  y ya los francotiradores de la envidia (como diría el maestro) comienzan a lanzar dardos envenados. Cuando en “Con Domingo y Pachá” se anuncia que se daría o rifaría un millón de pesos para un ganador, en ningún momento se habló de que el programa de Color Visión estaba dando o daría todo ese dinero. Nunca se habló de eso, simplemente los ejecutivos de la firma Súper Tienda Plaza Lama entendieron que el final de un concurso que desarrollan con sus clientes en todo el país lo harían a través de un programa que se llama “Con Domingo y Pachá” de Color Visión, canal 9.
Tan sencillo como eso. Creemos que no hay motivos ni razones para que desde un medio de comunicación que parece no tener ningún tipo de control se inicie una guerra baja y sucia contra un programa que apenas comienza y con dos figuras de la televisión que sólo tienen deseos de trabajar, de brindar a la teleaudiencia una opción más para la diversión y el entretenimiento a través de la pantalla chica los fines de semana.
La intolerancia y la maledicencia de un grupo de gentuza que se cree que el pastel es exclusivo no ha tolerado la salida de este nuevo espacio, pero mucho menos el innegable empuje que está observando y la indiscutida pegada que esta teniendo, y precisamente la ambición de algunos entendieron que cosas que están pasando con la producción de “Con Domingo y Pachá” debió ser para ellos. Pero bueno, eso no ha dependido incluso ni de Domingo Bautista ni de Frederick Martínez, pero ni siquiera de Don Domingo o Don Popy Bermúdez. Es todo un equipo que ha preparado un producto –que usted tiene derecho a ver o no ver, a considerar que es bueno o es malo- okey, pero que a pesar del poco tiempo a la gente le esta gustando. Que el público es soberano y es con lo que se coge. Si, así mismo, es con lo que se coge. Pero que sobre todo las firmas publicitarias le están tomando cariño por decirlo de alguna manera, y entonces ya están llegando los “anuncitos” que no dan ni para comer –diría alguien- pero que están llegando y que en el caso de Plaza Lama entendieron que la entrega de un millón de pesos mensual para uno de sus clientes lo harían hasta el final de su concurso a través de “Con Domingo y Pachá”, y ya.
No se trata de narcotráfico, no se trata de ninguna actividad malsana como desde un canal han querido vender. No, es trabajo, es hacer algo con lo que la gente sintonice. Pero aquí la mediocridad no tiene limite. La clave es trabajo e imaginación. Todos están corriendo y pensamos que hay mercado para todos, señores. Un grupo de gente se ha unido para hacer un programa de televisión que se llama “Con Domingo y Pachá”, y esa producción está en el aire cada sábado de 12:00 del mediodía a 4:00 de la tarde por Color Visión, canal 9.
Hay mercado para todos, hay comida para todos, no jodan con inventos ni mentiras, que la verdad es que con eso no van a llegar lejos.

4 comentarios:

  1. señor alexis el unico daño para este pais es tener al pacha en un programa dominicano ,este hombre tiene la corona del mas indeseable dominicano,no he visto una persona del medio que cree tanta respuestas negativas en las redes

    ResponderEliminar
  2. Alexis estamos de acuerdo..waooo cuanta gente le tiran al pacha,cuantos mediocres que con su vida no han hecho absolutamente nada.

    ResponderEliminar
  3. Cual es ese programa?...a quienes te refieres?...que maldita cosa la gente de este pais de nunca decir las cosas claras...si tienes una denuncia hazla responsablemente o no la hagas.

    ResponderEliminar
  4. El pacha hace mucha loquera pero es bueno en lo Que hace, son loqueras Que lo hacen controversial eso es lo Que no lo soportan no entienden, porque el si ha llegado donde muchos del pais no, y domingo un animador y conductor con una linea unica, ignorantes callense si no tienen Que hablar.

    ResponderEliminar

Se valora el envío de comentarios no ofensivos apegados a la moderación.