lunes, 27 de mayo de 2013



  
Por Juan Colón
Este hermoso género musical fue creado en el Brasil en el año 1958. Esta tendencia tuvo sus comienzos con “Chega de Saudade”, una hermosa canción creada por Antonio Carlos Jobin, genial compositor de este género.
Este nuevo ritmo conquistó a jóvenes músicos de jazz en Río de Janeiro y rápidamente se volvió popular en la clase media. En apenas unos años se convirtió en un manjar exquisito del paladar de los oyentes más exigentes del mundo. Los intérpretes más grandes del momento incluyeron Bossa Nova en sus repertorios.
Joao Gilberto ha sido considerado el más grande exponente a nivel internacional, seguido de otros grandes como, Carlos Jobin, Astrud Gilberto, Gal Costa, Sergio Méndez, Elis Regina, Luis Bonfá, Vinicius de Morales, Gilberto Gil, Eumir Deodato, Fora Purim, Caetano, Dorival Caymmi, uno de los más grandes compositores a nivel mundial, recién fallecido a los 94 años de edad.
JOAO
Músicos estadounidenses como Burt Bacharach, Stan Getz, Charlie Bird, Frank Sinatra, Ella Fitzgerald, entre otros grandes exponentes de jazz, viajaban a Brasil con mucha frecuencia por los años 1958-65. Ese fue el enlace y la razón principal del por qué el Bossa caló tan hondo en Estados Unidos y ahí nace el entusiasmo de ellos al querer incluir en sus repertorios este nuevo género que los había cautivado.
Las grandes riquezas de esta modalidad están en las melodías hermosas y sus armonías, todas con un sentir melancólico y colores tiernos.
Garota (Chica) de Ipanema, Desafinado, Corcovado, Black Orpheus (Orpheus Negro) también conocido como “Mañana de Carnaval”, Cancao de Amor Demais, Menina Moca (Young Lady), One Note Samba (Samba de una nota), Doralice, Insensatez, Chega de Saudade, O Grande Amor, Samba Triste y muchísimos más.
Música creada por genios musicales para intérpretes de grandes sentimientos musicales, fue lo que impulsó que este hermoso género se desarrollara en tan corto tiempo y caminara por el mundo, consiguió catalogarse como un género de tanta dificultad como el jazz para su dominio.
Sus intrincadas armonías son grandes desafíos para los improvisadores. Garota (Chica) de Ipanema) se convirtió en unos de los mas grandes clásicos de ese género, fue grabado en los principios de 1960, en la voz de Astrud Gilberto, Joao Gilberto en la guitarra y el mundialmente famoso jazzista Stan Getz en el saxo Tenor.
Pero realmente el gran impulso fue en el 1962 en un famoso concierto en el Carnegie Hall donde a casa llena se tocó Bossa Nova, y esta fue la gota que rebosó el vaso. A partir de ahí fue donde empezó a llegar a todas las esferas del mundo.
Joao Gilberto es visto como uno de las grandes genios que tiene ese género por su mística combinación con su voz y su guitarra, algo que no se da con mucha frecuencia y tampoco como el público esperaría.
CECILIA
 Su presentación en el JVC Jazz Festival fue un gran privilegio para los que pudieron asistir a verlo. Su guitarra sincopada y su manera sutil de cantarlo y también con la Samba, fue lo que hizo cambiar para siempre la percepción y apreciación de la música brasileña ante los ojos del mundo.
Este festival se celebró en el mismo centro donde se considera inició su carrera ascendente el Bossa Nova, en el Carnegie Hall en la 57th Avenida de la ciudad de New York, uno de los centros musicales de mayor relieve en el mundo de lo clásico y lo popular. Una verdadera Meca de la música mundial. Cantantes de la actualidad como: Dianne Reeves, Diana Krall, Michael Buble, etc., incluyen Bossa novas en sus repertorios.
Para los amantes de este género musical hay un trabajo muy interesante preparado por uno de los más grandes arreglistas latinos de todos los tiempos, Jorge Calandrelli, el cual produce un disco sinfónico como un tributo al Bossa Nova, una verdadera joya musical que todo seguidor debiera tener. El disco se llama Bossa Nova, Calandrelli.
Nuestro país no fue la excepción con la fiebre de este ritmo, notables músicos como Rafael Solano, Jorge Taveras (pianista-guitarrista), Miguelito Méndez (guitarrista), Guillo Carias (trompeta y pianista), Humberto Reyes (guitarrista), cayeron bajo la magia de este hermoso género.
PATRICIA
Cecilia García una de las artistas más completa de la historia musical de nuestro país, es una eterna enamorada del Bossa Nova. Su último trabajo es una verdadera joya musical. Tuve el gran privilegio junto con Guillo Carias y su grupo Cuatro más Uno, de tocar muchas veces en Casa de Teatro. Su versatilidad es genial, tiene la facultad de que todo lo que canta lo hace como si fuera del lugar de donde proviene el género.
También tenemos a Patricia Pereyra, extraordinaria cantante nuestra que ha incursionado tanto el jazz, el blues y también el Bossa Nova. A pesar de los grandes cambios musicales en los grandes países, el genero brasileiro sigue como manjar exquisito, tanto para los cantantes amantes del jazz, los músicos y también para los oyentes.
Amo este género musical por sus hermosos colores y sus combinaciones de lo musical, con tristeza, melancolía, sutileza y ternura. Los invito a tomar algo de su tiempo y sentarse a escuchar algunos Bossa Novas, de seguro su alma se lo agradecerá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se valora el envío de comentarios no ofensivos apegados a la moderación.