lunes, 9 de mayo de 2016

Alex Matos en grande

Alex Matos entró y salió al Grand FoxWood Theater por la puerta grande
Alex Matos pasó con notas sobresalientes el exámen donde se prueban los grandes.

Nada menos que en el Grand FoxWood Theater de Ledyard, Connecticut, un grandioso escenario  en el que se realizan presentaciones de las más importantes  figuras de la canción norteamericana, y donde estuvo Romeo, entre los latinos, ofreciendo un concierto hace poco.

Alex Matos and Friends, fue el título de esta producción donde el popular salsero criollo se permitió guardar distancia de sus demás colegas del género, en su mayoría esquematizados y limitados a los pequeños escenarios y ambientes del ámbito local.


Este concierto de Alex Matos y sus Amigos, estuvo signado por características muy particulares, determinadas por el hecho de que la mayoría de los asistentes eran puertorriqueños, según se pudo apreciar en el momento en que los animadores  anunciaban y pedían aplausos de la gente de diferentes nacionales presentes en el evento.

Los puertorriqueños tenían una presencia predominante, por encima de los dominicanos, cubanos, costarricenses, colombianos, mexicanos, argentinos, venzolanos, chilenos.

América Latina, presente en este concierto de salsa, lo que habla claro de que Alex Matos está trillando un camino amplio, rompiendo con los esquemas pre establecidos, y los criterios de que la salsa dominicana no pasa de nuestras fronteras.


Presentaciones como la señalada, atrevidas, riesgosas, son las que los artistas en progreso necesitan asumir, como expresión de avance y desarrollo, y es precisamente lo que Alex Matos, y sobre todo sus manejadores, han asumido como esencial  como interés de potenciar la carrera del artista.


Por supuesto, una iniciativa que parte de Amerfi Díaz, la manager del artista, road manager y brazo derecho del afamado bachatero Romeo Santos, quien conoce al dedillo de los recursos que se necesitan implementar para cimentar y dimensionar una figura artística, dada la experiencia acumulada y la capacidad que despliega en procura de alcanzar metas.


Alex Matos en medio de su actuación se emocionó, y dijo que no podía creer lo que estaba sucediendo esa noche, viviendo la experiencia de estar en un escenario tan importante, y frente a un público tan diverso y entusiasta que aplaudía sus canciones, y tarareaba todos los éitos que interpretaba.


Resaltable fue su dominio escénico, la manera en que interactúa con el público y sus invitados, lo que le confiere carácter y ligereza a la vez a su puesta en escena, con una actuación sumamente digerible por los presentes, elementos estos claves y necesarios para lograr aceptación y resonancia en el público.


Cumpliendo con el propósito de que estaría con sus amigos, su concierto incluyó a populares figuras intérpretes de la salsa, tanto tradicionales como de los nuevos, tal fue el caso de Pakolé, quien se lució con su estilo ligero y desenfadado, el "choteo" y las bromas que le hizo Alex Matos en escena, contribuyendo a conferirle pincelajes de amenidad y diversió
n a la presentación.
Un intérprete como Raulín Rosendo, considerado el sonero de los cantantes de salsa, con su estilo característico y diferenciado de los demás cantantes del género.

La actuación de Raulín fue uno de los puntos altos en el menú musical de la noche: Porque si hay un cantante criollo de salsa que en su forma de cantar le imprime un sello que resume el efluvio y la esencia de la salsa, ese es Raulín Rosendo.


Con Raulín ahí en escena, cantando con Alex Matos, no hicieron falta algunos intérpretes que se habían anunciado en el concierto, y que a último momento  desistieron de su participación, exigiendo una actuación ampliada, que no fuera de uno o dos temas como se había pautado en producción.


Y sin lugar a dudas un amigo invitado más importantes, lo constituyó la participación de Ismael Miranda, uno de las legendarias figuras de la sala, quien además de interpretar sus grandes éxitos, tuvo un iteracción con Alex Matos que el público asistente aplaudió hasta delirar.

Una mención esepcial para el humorista criollo Ruperto, quien contribuyó a darle ligereza a la actividad, no solo en la antesala, sino también haciendo caracterizaciones, como la de Anthony Santos, para hacer el featuring que Alex Matos hizo con el popular bachatero.

La noche se creció, y Alex Matos and Friends , así como entró salió por la puerta grande, presentando credenciales internacionaldes en un escenario importante y respetable, que desde ya se constituye en un referente para los demás intérpretes criollos del género, que busquen y procuren fama y propaganda.

En el Grand  FoxWood  Theater, con Alex Matos and Friends, ya hay un antes y un después para los salseros del patio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se valora el envío de comentarios no ofensivos apegados a la moderación.
NIURKA BAEZ,
Moderadora de comentarios