jueves, 19 de mayo de 2016

El ridículo desempeño electoral de todos los candidatos presidenciales de partidos chiquitos obliga a re-pensar la importancia desmedida que la prensa usualmente les otorga en el debate de los temas nacionales.
Si alguno manifestó alguna idea de bien patrio, los votantes les negaron apoyo para realizarla desde el poder.

Esta notoria carencia de sintonía con los pensamientos, sentimientos y aspiraciones de los ciudadanos, aparte del fracaso electoral, debería servir para que los medios evalúen qué tan importante es destacar las noticias u opiniones de estas minúsculas minorías.

Durante las últimas décadas, han tenido una vigencia desproporcionada por su insignificancia ciertos “líderes” que han medrado, esto es beneficiarse con artimañas y circunstanciales alianzas, sin aportar al debate otra cosa que flamígeras, apocalípticas e insustanciales ofertas y amenazas.


Esta alucinadas propuestas políticas enturbian el debate, dificultan la convivencia política y distraen la opinión pública de los verdaderos problemas nacionales. Las urnas acaban de descalificar esos espurios liderazgos, falazmente apuntalados por una prensa que debería ser mejor. Ojalá aprovechemos tan valiosa lección política.(José Báez Guerrero-El Día)

5 comentarios:

  1. Donde están los ideales de Taibaba? Hasta tu Zorrus?

    ResponderEliminar
  2. Te equivocas Josesito Baez, esto es democracia y todas las voces que se levanten, sean de candidatos o de personas comunes son validas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No le digas así que NIKKI se quilla.

      Eliminar
  3. Ese es hermano un poco mayor de Niurka le lleva como 15 años.

    ResponderEliminar

Se valora el envío de comentarios no ofensivos apegados a la moderación.
NIURKA BAEZ,
Moderadora de comentarios