jueves, 5 de mayo de 2016

Los factores de cambio político social y la dinámica tecnológica
Por Johnny Arrendel
José Laluz logró hacerse un espacio en la política desde el mundo de la comunicación al vender un discurso de modernización y de ruptura con los viejos esquemas que anquilosan a la sociedad dominicana.

Desarrolla la teoría del liderazgo responsable, plantea que los políticos tradicionales que no utilizan las redes sociales y el internet como mecanismo de consulta y retroalimentación con las masas están totalmente desfasados.

El liderazgo lo plantea con el valor agregado de la responsabilidad, sobre cinco pilares, que son información, tecnología, eficiencia, transparencia  y autoridad, en el contexto de la paz que prevalece en el mundo.

Sin embargo, muchas personas que acudieron a alguna de las conferencias donde presenta su teoría, sostienen que más que liderazgo responsable, lo que sustenta José Laluz es una oferta de nuevos paradigmas en la política dominicana.

Con esa plataforma teórica, Laluz destapó su propósito de ser candidato a senador de la capital por el Partido de la Liberación Dominicana, y luego, ante la repostulación del titular de esa posición, Reinaldo Pared Pérez, fue tentado a ir como aspirante a diputado.

Pero he aquí que ya como candidato oficial en la boleta morada, José Laluz no ha logrado implementar líneas de marketing dirigidas a posicionarse y gravitar, en tanto producto electoral, por medio del internet y las redes sociales.

Y es que no se trata de tener presencia en internet, la meta es provocar conversaciones en las redes y en la web. Es decir, un candidato tiene éxito expresado en la web cuando se habla de él y sus propuestas son debatidas constantemente en el ciberespacio.

En lugar de trazar líneas novedosas y fortalecer sus canales de comunicación masiva con la gente para venderles propuestas, José Laluz recurre a lanzar acusaciones radicales de uso de recursos públicos contra sus adversarias internas del Partido de la Liberación Dominicana. en la lucha por una diputación en la Circunscripción Uno del Distrito Nacional.

Naturalmente, esta actitud le reporta simpatías a Laluz entre la sociedad civil y los contrarios al PLD, pero socava sus posibilidades de obtener respaldo en su mercado natural de votantes.

    Hablar con acciones
Danilo Medina, Margarita Cedeño, Luis Abinader y Guillermo Moreno, son las figuras de mayor preponderancia en internet desde hace unos cinco años a esta parte.

Ese avance se verifica en detrimento de otras figuras que mantuvieron un dominio del escenario nacional, pero cuya preeminencia se basó sobre todo en las facilidades mediáticas tradicionales, como son los casos de Leonel Fernández e Hipólito Mejía.

Empero, tanto Abinader como Moreno ven limitadas sus potencialidades de expansión desde la plataforma digital, por la ausencia de propuestas valientes, dirigidas a una ruptura con los esquemas tradicionales, y por tanto, en capacidad de conquistar a la juventud, que se empoderaría de ellas.

Tanto Danilo como Margarita, en cambio, han sacado provecho al recurso de evadir la comunicación de “bla, bla bla”, es decir, el declaracionismo o periodismo de notas de prensa, para comunicarse mediante acciones que impactan sobre todo en las redes sociales.

Ya se conocen los efectos positivos de iniciativas como las visitas sorpresas y la actitud de cercanía de Medina con la gente, que se refleja en las encuestas de valoración e intención electoral.

Igualmente, Margarita Cedeño no deja pasar la oportunidad de visitar personas en situación de contingencia o desgracia, y llevar la mano amiga de su despacho, con lo que manda un mensaje de identificación hacia esos sectores.

Asimismo, Cedeño de Fernández, en las redes sociales, evade hablar de “el mitin”, “la caravana”, “los compañeros”, para dirigirse en tono maternal a: “mi gente”, “los míos”, “nuestro pueblo”, y otras expresiones con una carga mucho más humana.

  Las nuevas estrellas del proceso
Que en muchas ocasiones  la percepción es más importante que la realidad, es un criterio muy manejado en política.

Se aplica perfectamente sobre David Collado, quien en corto lapso ha logrado colocarse como un competidor importante en pos de la Alcaldía del Distrito Nacional frente a Roberto Salcedo.

Resulta que su impronta es la de “El Emprendedor”, es quien usufrutua ese apelativo aunque en verdad no es el prototipo real del trabajador por cuenta propia con vocación al avance y con la meta de llegar a convertirse en empresario.

Hugo Beras, el hombre de “Vehículos en la Radio”, y también con aspiraciones políticas, podría ser el real adalid del emprendurismo pero no cuenta con un grupo empresarial que le sustente y con un plan de marketing bien dirigido, como sí David Collado.

El caso es que Collado amenaza el reino de 14 años de Salcedo en la Alcaldía, y todos coinciden que su principal dificultad es que se lanzó muy tarde como candidato.

Tal como Danilo Medina, David Collado tiene al Internet como uno de sus principales medios de difusión de su campaña, y tiene la ventaja de que cae bien en los sectores económicos alto y medios del Distrito Nacional, aposentados sobre todo en la Circunscripción Uno, por la que es diputado.

Naturalmente que los segmentos de mayor nivel económico son los principales usuarios de los dispositivos tecnológicos de última generación y de las redes sociales, y por tanto, resultan más influenciables por la propaganda que se difunde a través de sus medios.
David Collado parece ser un fiel convencido de la premisa de que los políticos más exitosos en país son los que evaden las confrontaciones directas y los epítetos personales hacia sus adversarios. La única excepción en tiempos recientes ha sido Hipólito Mejía, quien es reconocido como “un político atípico”.
Por eso, Collado hace diferencia con Luis Abinader, candidato presidencial de su coalición, quien mantiene una actitud de gallito de pelea, y lanza acusaciones directas contra su oponente, el presidente candidato Danilo Medina.

David se presenta como un actor político proclive a las conciliaciones y poco a poco gana terreno en los barrios y urbanizaciones de la capital.

De su lado, casi de la nada ha surgido una opción novedosa que la mayoría la población capitalina no se tomaba en serio cuando delineó sus aspiraciones a alcalde.

Se trata de Karin Abu Naba, sin lugar a dudas el político local que mayor capacidad de reacción popular despliega en las redes sociales, donde se encamina a acumular cerca de un millón de seguidores.

Abu Naba se apoya en YouTube, Facebook, Instagran y Twitter, y contrario a Laluz, sí que ha logrado construir “una historia” que interesa a su mercado electoral, que es la meta de toda campaña de marketing, como explica el experto Melvin Peña.

Con el eslogan “Por qué somos pobres”, Karim Abu Naba logró llamar la atención del público, y luego le dio forma a sus respuestas con bien elaborados audiovisuales que difunde a través de YouTube y otras redes.

Karim ha conseguido darle un matiz de seriedad a su proyecto, y lo que es más, poner a soñar, venderle emociones, a una parte del electorado. La limitación que enfrenta es que el Partido de Unidad Nacional (PUN), que le nomina, es muy pequeño.

Si bien es cierto, que el escenario para las elecciones presidenciales de 2020 se vislumbra con potenciales candidatos como Leonel Fernández, Luis Abinader y Guillermo Moreno, la dinámica tecnológica que cada vez en mayor medida caracteriza los cambios sociales en todo el mundo, podría devenir en grandes sorpresas.


3 comentarios:

  1. Los Danilistas NO VOTARAN POR ROBERTO.

    Ya DANILO LO VENDIO A LOS INICIA que AL REVES SE LEE VICINI

    El cree que consiguió algo por eso, sólo una foto con PHILIPPE.

    El que no conoce NO SABE. Desde cuando DON JUANITO y sus hermanos ellos se repartían los roles y JUANITO era el politico.

    En éste caso el politico se llama GIANNI también pero en español.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Danilo traicionó a Roberto?

      :O

      Eliminar
  2. Debo reconocer que en esta ocasión el amigo arrendel se lleva los lauros con este atinado y sesudo análisis del panorama político actual, además me libera un poco del tedioso y consuetudinario análisis político de Rosario Espinal, que pese a ella ser brillante, me tiene hasta la coronilla (esta hasta en la sopa) parece que solo ella analiza política. Coincido plenamente con muchas de sus premisas, sobre todo en cuanto al análisis que hace de la situación del chico racing Hugo Beras versus el emprendedor David collado, aunque entiendo que Hugo tiene mucho más méritos que David por haber empezado desde cero, y no tiene los furgones de papeletas con la cara de los vicini con la que cuenta David a su entera disposición. En cuanto a la comparación del problemático, conflictivo, y allantoso, por no decir delincuente y locotrom, Karim Abu Naba, versus el brillante y conceptualizador José La Luz, me parece odiosa por cuanto se nota que este joven en todas sus iniciativas lo único que ha buscado es sonido de forma audaz y más nada, no ha concretizado nada personal, por cuenta propia, al margen de la fortuna de su padre; aunque haya logrado desarrollar una plataforma de social media más populista que la de, la luz. Si Luis Abinader tuviese la cabeza y la visión que aplica David Collado a su campaña electoral, quizás otro gallo cantaría y no el del partido reformista. Margarita Cedeño si es una montra !!

    ResponderEliminar

Se valora el envío de comentarios no ofensivos apegados a la moderación.
NIURKA BAEZ,
Moderadora de comentarios