sábado, 18 de junio de 2016

Condena proyecto desnaturalizar el Himno Nacional
Por Juan Colón
Juan Colón
¿Qué es un himno?  ¿Un merengue que podemos cambiar a nuestro antojo?¿Una bachata que también podemos modificar a voluntad?¿Una canción que la hicimos a nuestro gusto y la convertimos en himno por encima de todo?

Ninguna de las tres. Es algo donde expresa el sentir sagrado de un pueblo y que en un momento determinado se convirtió en nuestra canción de sangre, honor y patriotismo.

Ahora resulta que después de varios intentos fallidos se abren las puertas del libertinaje para que a cualquier “genio dominicano” se le antoje que se debe cambiar lo que hemos ideado.

No es secreto para nadie que solo se necesita la impunidad que nos da la libertad absoluta de jugar con todo lo que una vez tuvimos: Respeto, dignidad, integridad, coraje, y valor.

Nada se respeta porque todo se ha derrumbado, y lo que antes era nuestra representación como Canto a la Patria pronto será cambiado.

Vamos a esperar que pronto otro “genio dominicano “quiera reformar nuestro Escudo Nacional, porque ya eso tampoco tiene valor hoy día.

Así somos, así seremos y así nos seguiremos hundiendo, aunque creamos todo lo contrario.


Nuestros llamados “líderes” deben decir algo si es que les importa llevar en sus corazones las sagradas letras que nos identifican como ciudadanos de un país al que pronto otro ingenioso se le antojará cambiarle su nombre. Cada ser humano tiene la libertad de destruir o construir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se valora el envío de comentarios no ofensivos apegados a la moderación.
NIURKA BAEZ,
Moderadora de comentarios