viernes, 24 de junio de 2016

Los costos ocultos
 dominicano solo suele ver el precio o el valor de las cosas sin reparar en el costo oculto de las mismas y de las decisiones que se toman para llegar al precio.

¿Cuánto le ha costado al trabajador y al consumidor dominicano el monopolio del transporte?
¿Cuánto le cuesta un gobierno grande e ineficiente que vive tomando prestado para cubrir su hipertrofiada actividad y sus malas políticas, incluyendo la política económica?
¿Cuánto le cuestan al consumidor los monopolios empresariales, sea de productores o de comerciantes que encarecen los precios?
¿Cuánto nos cuesta la inseguridad ciudadana?
¿Cuánto nos cuesta la ineficiencia de los servicios públicos?
¿Cuánto nos cuesta la pobreza, la falta de educación y de salud de tanta gente?

Todos esos costos los pagamos de alguna manera, sea en impuestos más altos, en precios inflados artificialmente, en compra de servicios que debiéramos tener a través de lo que pagamos, en fin, en costos que, aparentemente, no nos cargan en la cuenta del mes pero que salen de nuestros bolsillos.

Hemos invertido miles de millones de pesos en inversores, plantas eléctricas ineficientes, botellones de agua, guardianes, colegios privados de cualquier calidad, en seguros médicos nada seguros, en compras innecesarias si hubiesen buenos servicios y en pagos de impuestos que hubiesen sido menores.

Viviríamos mucho mejor sin las perversidades que hemos permitido.

¿Cambiará eso el Pacto Fiscal? Tarea.

A.M.-Adriano Miguel Tejada -Diario LIbre

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se valora el envío de comentarios no ofensivos apegados a la moderación.
NIURKA BAEZ,
Moderadora de comentarios