lunes, 21 de noviembre de 2016

PRO ARTE

Una gala espectacular
Hacía tiempo que no presenciaba un concierto que le permitiera a uno re-encontrarse con las mejores voces de la canción popular dominicana.

La Sociedad Pro Arte Latinoamericana lo hizo posible el pasado sábado en la sala Carlos Piantini del Teatro Nacional Eduardo Brito,  en la celebración de su Gala Lírica Mundial dedicada a Rafael Sánchez Cestero.

Cecilia García, Maridalia Hernández, Luchy Vicioso, Niní Cáffaro, Frank Ceara y Edgar Pérez, que junto al maestro Rafael Solano, ofrecieron una presentación magistral, con el acompañamiento Orquesta Filarmónica Dominicana, compuesta por más de 30 músicos.

Pocas veces los cantantes populares se dan el lujo de cantar con una agrupación musical tan amplia, con tantos instrumentos sofisticados propios de conciertos sinfónicos, por lo que esta presentación hay que decir, se enmarcó en los mayores niveles de posibilidades de expresión musical y lírica.

Y con qué clase y categoría lo asumieron estos excelentes cantantes pertenecientes a una modalidad  que con el devenir del tiempo ha quedado relegado a un plano terciario, si se compara a otras épocas, en que los intérpretes solistas eran figuras obligadas en los principales clubes nocturnos y programas de televisión.

No había día sin que aparecieran en las carteleras de espectáculos de night clubs, en las salas de los hoteles, clubes sociales, y programas como El Show del Mediodía, Fiesta, Sabroshow, Caribe Show, De Noche, Enhorabuena, que se los disputaban.

Los tiempos cambian, y la realidad golpea, y por ello más que nada disfrutamos con nostalgia el junte de todas estas excelentes voces, que mantienen sus magníficas condiciones.

Tener en un escenario a Luchy Vicioso, Maridalia Hernández y a Cecilia García, es mucho con demasiado.

Y si a ello agregamos a un Niní Cáffaro, Frank Ceara y al lírico Edgar Pérez, completamos con ellos una cartelera formidable, exquisita, emotiva, que apuntala la grandiosidad y calidad de las mejores voces criollas  de todos los tiempos dela canción romantica criolla.

Luego de una participación individual de cada uno interpretando los grandes éxitos del maestro Solano, el junte de todos en un sofá posibilitó un rompimiento con el formalismo, que propició una interacción colectiva, cargada de amenidad, donde no faltaron los chistes, las bromas  con el tema de las edades y el tiempo, partiendo desde la época de La Hora del Moro, en Rahintel, (1960) primer programa donde Solano propició el primer junte de intérpretes solistas.

La que más se lució fue Luchy "dando cuerda" que estuv o genial bromeando con Niní Caffaro, lo que sorprendió a muchos que la conocen, y que la han visto siempre en un perfil tímido y recatado. 

Importante es señalar que Edgar Pérez y la Sociedad Pro Arte están propiciando eventos artísticos únicos, en momentos en que la mayoría de los empresarios le dan de lado al talento criollo.

La Sociedad Pro Arte demuestra de ese modo su preocupación y apoyo al buen arte, tanto el clásico como el popular.


Por actividades como la de referencia, se merecen y ganan todos los créditos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se valora el envío de comentarios no ofensivos apegados a la moderación.
NIURKA BAEZ,
Moderadora de comentarios