sábado, 12 de noviembre de 2016

Un joven destruye una valiosa estatua mientras se hacía un «selfie» en Lisboa
La pieza, que representaba al rey Sebastián I, quedó despedazada en la acera
Un autorretrato con móvil («selfies») de un joven de 24 años provocó la caída y la posterior destrucción de una valiosa estatua que representaba al rey portugués Sebastián I y que se erguía en el frontal de la estación de Rossio, en Lisboa.

Según informaron hoy las autoridades, el joven cometió este «acto vandálico» cuando, cerca de la media noche del martes, intentó hacerse un «selfie» con la estatua de Sebastián I, anexa a los dos arcos de la entrada de la estación desde que fuese inaugurada, en 1890.

La pieza, situada a poca distancia del suelo, cedió por las maniobras del joven y se despedazó en la acera.

El hombre, sin embargo, fue inmediatamente identificado por dos agentes de la Policía, que estaban cerca en el momento de los hechos.

La Fiscalía portuguesa ya fue notificada y en las próximas semanas se sabrá si el joven será o no procesado, pues la estatua integraba un edificio clasificado como patrimonio nacional (la estación de Rossio es una obra cumbre del estilo «Manuelino».

La estatua despedazada era la original y representaba al rey portugués Sebastián I (Sebastiao I), cuya misteriosa muerte en una batalla en Marruecos en 1578 dio pie al nacimiento del «Sebastianismo».
Según esta popular corriente mística, el monarca iba a regresar a Portugal para restablecer el imperio portugués, en la época bajo el dominio de España (1580-1640).


«El Sebastianismo» ha sido recurrente en la traducción literaria lusa y lo han abordado desde el padre jesuita António Vieira (1608-1697), hasta Fernando Pessoa (1888-1936).(ABC)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se valora el envío de comentarios no ofensivos apegados a la moderación.
NIURKA BAEZ,
Moderadora de comentarios