jueves, 1 de junio de 2017

Porqué yo no puedo votar en las elecciones de Acroarte
Por Severo Rivera
Cuando comenzaron las primeras reuniones para la creación de lo que hoy es la Asociación de Cronista de Arte (Acroarte) yo estaba ahí. Cuando se creó la primera filial de Acroarte en la ciudad de Santiago, sentamos, junto al hoy fenecido Menelio Almonte, Darío Fernández, Abel Rojas y Haime Thomas las bases las bases para que allí se agruparan los cronistas de arte de esa ciudad.

Organizar a los cronistas de arte no fue una tarea fácil. Recuerdo los afanes de un gran amigo, Mundito Espinal (Fallecido), Carlos T. Martínez, J. Eduardo Martínez, Jochy Santos, Carlos Cepeda Suriel, Francisco Álvarez Castellanos; Milagros Holguín, entre otros, que jugaron un papel vital para la fundación de Acroarte y de su premio Casandra.

Treinta y tres años después Acroarte y y los Premios Soberano son, más allá de los errores, una realidad en la sociedad dominicana.

Con el paso del tiempo en la asociación comenzó la división con la creación del Movimiento Nueva Generación, que prácticamente se adueñó de la entidad y no permitía que gente al margen de ellos sacara la cabeza para formar un proyecto tendente a dirigirla. Se hacía hasta lo inimaginable para evitar que alguien “externo” alcanzara sus objetivos. Como en los partidos políticos del sistema, las tendencias terminan dañándolo todo…y Acroarte no es la excepción.

La Asociación de Cronistas de Arte está en campaña. Dos damas procuran dirigirla. Ambas formaban parte del Movimiento Nueva Generación. No se pusieron de acuerdo y cada cual armó su proyecto. Cristina Liriano y Emelyn Baldera tienen sobrados méritos para dirigirla. Una y otra hacen lo que entienden para conquistar el voto el próximo 24 de junio.

Desde la integración de la Comisión Electoral, dirigida por un periodista que como José Tejada Gómez ha demostrado en su vida pública en los gremios periodísticos, ser una persona íntegra se ha desatado una campaña tendente a poner en tela de juicio su honra y ética. La aplicación de las ordenanzas establecidas en los estatutos de Acroarte han sido las causantes de la campaña de una campaña de descrédito en su contra.

La comisión electoral de Acroarte se acogió a lo establecido en los estatutos que refieren que una persona que no cumpla con sus deberes de asistir a las asambleas, ejercer la crónica, asistir a las actividades y estar al día con el pago de su cuota, está inhabilitado de tener voz y voto.

Constituye una vergüenza que gente que alguna vez hizo periodismo de espectáculo presione a la Comisión Electoral para que sean habilitados para poder votar por determinado candidato. No nos sorprende, porque al final su accionar tira por el suelo un discurso que no se corresponde con lo que están haciendo.

La comisión electoral debe aplicar el mandato de los estatutos. Si en otros tiempos podíamos votar con el pago de una gracia, hoy la historia es otra. Deplorable que gente que gestó el cambio de las reglas en Acroarte hoy se aventure para tratar de desconocerlo.

De pasivos y activos
Los artículos 14 y el 15 es claro en lo relativo a quien es miembro activo y pasivo:

El artículo 14 establece lo siguiente: Miembros activos: son aquellos que están al día en el pago de sus cuotas, que hayan asistido a las tres últimas asambleas y participen con regularidad en las actividades que convoque la institución.

De los pasivos, el artículo 15 indica: Son aquellos que no cumplen con al artículo 14, por lo que pierden sus derechos deliberativos, siempre y cuando no presenten excusas justificadas por escrito o personal, habiendo sido convocados regularmente.

Visto esto, concluyo. Yo no puedo reclamar derecho a ejercer un derecho a votar porque en 2012 fue la última vez que participé, si mal no recuerdo, en una asamblea en Acroarte. A partir de ese momento jamás he pisado el local para estar en una asamblea. Yo sería un “cara dura” si reclamo mi “derecho” a votar. No lo hago, ni lo haría porque sería un irrespeto a mi trayectoria pública y a los que acuden habitualmente a las reuniones.

A los gente externa a Acroarte y aquellos que se colaron como “cronista de arte” que permitan que la entidad desarrolle un proceso en paz. Conozco a Emelyn Baldera y a Cristina Liriano, por eso le pido desarrollar una campaña que no provoque heridas que luego tardarán en cerrarse. Creo que aún están a tiempo de evitarlo.


Que la comisión electoral que preside José Tejada Gómez haga su trabajo, labor que seguro estará apegada a los lineamientos de los estatutos de Acroarte. Si les duele la entidad, no la tiren por zafacón.(El Periódico.com)

6 comentarios:

  1. Todo esto, lo de activos y pasivos, y, el derecho o no de votar, retrata de cuerpo entero la idiosincrasia dominicana. Donde hay un dominicano está presente la traición, la mentira, el chanchullo, y la viveza. No hay que tener más de dos dedos de frente, para saber que el que no está activo en un gremio, asociación o grupo, no tiene ni voz ni voto para nada.

    ResponderEliminar
  2. La Cerveceria que crea su Propio Premio y ACROARTE que siga de Lambon del gobierno en turno....ya dañaron el Casandra y fusilaron al Soberano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto,LAMBONES y limpia saco.Estan calladitos ,no he visto a ninguno en la carcel de ciudad nueva visitando sus amigo$$$,especialmente los pasivos,que son los mas bocinas,Y los 'maestros de ceremonia ,donde estan? espero ver al Pacha manana en ciudad nueva con su Soberano en las escaleras del palacio de justticia.

      Eliminar
  3. Si la Cervecería de respeta debería de quitarle el patrocinio a esa entidad la cual fue muy bien catalogada por el Sr. Sarante con un nombre muy apropidado.

    No veo la hora de que exista otro premio.

    ResponderEliminar
  4. Pero Severo, si no te importa Acroarte, Renuncia, es más sensato y se corresponde con el accionar que pregonas, "Yo no puedo reclamar derecho a ejercer un derecho a votar porque en 2012 fue la última vez que participé, si mal no recuerdo, en una asamblea en Acroarte. A partir de ese momento jamás he pisado el local para estar en una asamblea.", entonces que eres?, un pasivo por rebeldía? o por desidia?, no tienes derecho a voz ni voto segun tu erronea interpretación de los estatutos, pero resulta que entras al debate deliberativo que esta vinculado al derecho a voz y no al voto.
    "El artículo 15 indica: Son aquellos que no cumplen con al artículo 14, por lo que pierden sus derechos deliberativos, siempre y cuando no presenten excusas justificadas por escrito o personal, habiendo sido convocados regularmente." severo, investigue lo relativo al derecho deliberativo.

    ResponderEliminar

Se valora el envío de comentarios no ofensivos apegados a la moderación.
NIURKA BAEZ,
Moderadora de comentarios