lunes, 24 de diciembre de 2012


Paulina Rubio pidió a un juez federal de Miami que desestime una nueva demanda judicial que enfrenta por la presunta falta de pago de horas extras y agresiones físicas a un ex asistente personal.
En la demanda, Felipe Restrepo Betancur —un ex asistente personal de Rubio— reclama el pago de horas extras y una compensación de al menos 250 mil dólares por los daños sufridos, así como también que la cantante abone los honorarios de sus abogados y los costos en los que incurra por el proceso judicial.
El ex asistente de la llamada Chica Dorada alega que Rubio lo maltrató en un viaje a México.
Pero Rubio le aseguró al juez William Zloch que no tiene ninguna deuda con su ex asistente, y le pidió que desestime la acusación relacionada con el pago de las horas extras.(FUE)