CLICKEA PARA COMPRAR TU TICKET

martes, 5 de junio de 2018

A Francisco Disla le preocupa tiempo de vida de filmes de RD
El director, quien hizo un crossover del cine de terror a la comedia, resaltó que se ha enfocado en la distribución de sus películas, más que en ir a los festivales

El cineasta dominicano Francisco Disla, también conocido como “El Indio”, ha descubierto su fórmula efectiva en la industria del séptimo arte, lo que le ha dado reconocimiento en los últimos años.

Navegando entre la dirección, en la que suma cuatro títulos, y la producción, de la mano de su empresa Imakonos, el realizador resalta que trabajar detalladamente sus producciones con personajes distintos, tramas que calen internacionalmente, elementos ficticios e historias humanas, le ha dado buenos resultados.

“Nosotros duramos aproximadamente un año para producir un filme (…) a mí me preocupaba, y me preocupa mucho, que las películas dominicanas nacen y mueren en aproximadamente dos meses, en su mayoría. Casi ninguna va a Puerto Rico y demás países”, manifestó el director a elCaribe.
Es por eso que muchas veces apuesta a un elenco que pueda ejercer cierta influencia para la proyección local e internacional, porque al incluir actores de otros países es más sencillo lograr el apoyo en las naciones de origen de los mismos intérpretes.

“La búsqueda es hacer un cine latinoamericano, ni siquiera un cine hispano en Estados Unidos, sino un cine latino que se pueda presentar en Bolivia, Ecuador, Perú, Panamá… una especie de Hollywood pero en Latinoamérica, ver si nuestras películas pueden lograr tener los mismos elementos y verse en este cine”, explicó.

El Indio agregó que su meta es hacer un cine internacional para “que América ría”, enfocándose en la distribución e innovación de las historias.
Francisco Disla, quien hizo un crossover del cine de terror a la comedia, resaltó que se ha enfocado en la distribución de sus películas, más que ir a los festivales, porque entiende que aunque hay vagas excepciones, “lo popular y lo de culto, no se mezclan”.

“Cuando tú aspiras a las películas de festivales, renuncias a la taquilla, y viceversa. Los que hacemos películas taquilleras no las hacemos para los críticos, sino para el pueblo”, consideró. El cineasta entiende, además, que el crecimiento que ha tenido la industria después de la Ley de Cine ha provocado cierta saturación, puesto que se juntan mensualmente hasta cuatro producciones locales en los cines, lo que considera no le hace bien.

En cambio, sostiene que el desarrollo tecnológico y presupuestario que ha experimentado, es significativo. “Creo que no se pueden comparar los efectos, el maquillaje y la estética de El fantasma de mi novia (su última dirección) con El hoyo del diablo (su ópera prima en 2012)”, resaltó. 

“Tampoco hay forma de que la segunda haya costado más de 75 mil dólares, mientras que la primera salió en un millón y medio de dólares. El cine dominicano ha crecido de una manera exorbitante y abismal. Nadie filmaba películas de más de RD14 millones, y ahora ya no hay de RD$ 40,000,000”, comparó.

Más presencia en producción
Con aproximadamente 14 títulos como productor, Francisco Disla ha visto en esta faceta de su profesión y pasión, un método para ayudar a realizar más películas y crecer en el área.

A la par de El fantasma de mi novia, reveló que trabajó en la producción de la cinta española Caribbean Mix, de Miguel Ángel de la Calera; A tu lado, una película peruana de Martin Casapia, y Killing Sarai, del argentino Matías Moltrasio, a estrenarse todas este año.

Además, ya presentadas en la pantalla grande, a través de Imakonos, su firma productora, ha compartido créditos en Sugar para HBO, La lucha de Ana, dirigida por Bladimir Abud y aproximadamente 10 cortometrajes gratuitos al año.

“Nosotros apoyamos más de cinco películas al año, gratis. Ahora mismo estamos haciendo una cinta cristiana, también Azul magia, El peor comediante del mundo, El día de la tormenta… son aportes de Imakonos”, resaltó.

El Indio destacó que en el año 2000, él y un grupo de amigos, entonces estudiantes en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, empezaron a comprar equipos sin intención de crear una compañía como lo es hoy Imakonos.

En este grupo estaban: Francis Adames, el fotógrafo; Jalsen Santana, que ha sido el productor de línea hasta la fecha; Bladimir Abud, que en ese tiempo era director de arte, y Tito Rodríguez, que hoy es director, pero en aquel entonces era productor. Ahora han sumado al joven presentador Josell Hernández.

Actualmente, cuenta con un equipo de más de 30 personas y con salas de edición, grabación de música y sonido, y la segunda de color del país.
“Estamos tratando de hacer películas que parezcan de tres millones de dólares. Todos los efectos de El fantasma de mi novia es un logro para el país, todo se desarrolló desde una sala de post producción dominicana. Además, somos una de las compañías que más apoya al talento nuevo”, indicó.

Hará un drama con Roberto Ángel
Francis Disla reveló que se encuentra realizando el guion de la que será la primera película que trabajará junto a Roberto Ángel Salcedo, un drama con la participación de Fausto Mata, Manolo Ozuna e Irvin Alberti, la cual se estaría estrenando en enero del año 2019.

Además, adelantó que está afinando los detalles de una adaptación dominicana de Loca Academia de Policía, cuyo elenco incluye un actor peruano, un ecuatoriano, un mexicano y un colombiano, así como otros tres talentos extranjeros que aún no confirma. (Muriel Soriano-El Caribe)

1 comentario:

  1. Se le olvidaron un par de gente... de los que echaron el pleito con el... pero como dicen por ahí "el dinero no tiene amigos"

    Y otra vez ? ... Manolo, Fausto e Irving ?
    Mieeeeeerda no vamos a avanzar

    ResponderEliminar

Se valora el envío de comentarios no ofensivos apegados a la moderación.
NIURKA BAEZ,
Moderadora de comentarios